Historia

 

      En el extenso término municipal de Santaella se han ido encontrando abundantes testimonios y vestigios del pasado que han ido reconstruyendo su historia, ejemplo de las cuáles podemos observar en nuestro maravilloso museo.

      Las tierras de Santaella han atraído a los hombres desde sus tiempos más remotos. Documentada la aparición de éstos en torno al 150000 a.C., su presencia se ha mantenido ininterrumpida hasta nuestros días.

      Los asentamientos de la época del bronce, ibéricos, romanos, visigodos y árabes han dejado cada uno de ellos huella de su paso en las tierras de esta población.

      Bajo el dominio árabe se la conoció como Santa-Ialla, conquistada por Fernando III en 1240. Años más tarde fue donada a Córdoba y quedó constituida en municipio en el año 1569. Desde el siglo XIII al XX, desde el románico al neoclásico pasando por el gótico, mudéjar, plateresco, renacentista o barroco, la arquitectura monumental de Santaella se revela como un abanico de culturas y estilos artísticos.

      El Barrio Bajo, de calles estrechas y casas encaladas es sin duda el barrio con mayor encanto del pueblo. En este barrio debieron vivir los moriscos hasta que fueron expulsados de Santaella en 1610 tras el decreto de Felipe III. En los siglos venideros, Santaella se verá inmersa en los distintos conflictos que sacuden al país.

      La historia más remota de Santaella la podemos contemplar en la sección de etnología de nuestro museo. Con piezas que nos muestran la forma de vida y los aperos de labranza de nuestro pasado más reciente.